Oruga Procesionaria del Pino, un peligro para tu perro

procesionaria

Oruga Procesionaria del Pino, un peligro para tu perro

 

Actualizado marzo 2024


COMIENZA LA ÉPOCA DE LA ORUGA PROCESIONARIO DEL PINO, ¡HAY QUE ESTAR ALERTA PARA QUE NO LA TOQUEN NUESTROS PERROS! 

Las orugas Procesionarias del Pino, características por formar largas hileras, son peligrosas por los pelillos que las cubren. Estos pelillos producen una fuerte urticaria, irritación y reacción en contacto con cualquier tejido ya sea humano o animal.

En el caso de los perros y los gatos esta reacción es mayor dado que el contacto suele ser con tejidos más sensibles como los labios, la lengua o la trufa.


¿Qué és la oruga procesionaria del pino?

Este tipo de orugas, conocidas como orugas procesionarias (Thaumetopoea pityocampa) son una plaga que aparece en bosques de pinos y supone un verdadero peligro tanto para niños como para los perros y otros animales.

El contacto directo con el animal o incluso que llegue a comerse alguna oruga puede poner muy enfermo a tu mascota, incluso pudiendo llegar a causar la muerte.

Su peculiar nombre es debido a que cuando las larvas bajan de las bolsas que se sitúan en las ramas de los pinos, se mueven una detrás de la otra, completamente pegadas a modo de procesión. Durante los meses en las que desfilan es importante extremar la precaución y lo mejor que se puede hacer es evitarla y llevar mucho cuidado. Hay que ir con mil ojos cuando sacas a pasear a tu perro.

oruga procesionaria en pino

De Mangatome – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1903460


¿Qué pasa si mi perro huele o se come una oruga?

Los síntomas son diferentes dependiendo de con qué parte ha contactado con la oruga y durante cuánto tiempo ha sido la interacción.

  • Si el contacto es con la piel con tu perro, producirá en la zona picor, urticaria o sensación de quemazón, quedando la piel afectada en mayor o menor medida y pudiendo ver inflamación en la zona que haya contactado con la oruga.
  • Si le toca con los belfos o le olfatea empezará a tener una salivación exagerada o a rascarse la zona del morrito.
  • Si la chupa puede necrosarse la lengua (veremos como se torna de un color morado-rojizo oscuro), pudiendo llegar a perder un trozo de esta. Veremos como nuestro perro está salivando, haciendo gestos con la boca y podemos ver también sangrado bucal.
  • Si se la come o ingiere el veneno puede producir necrosis en la garganta e inflamación de la glotis pudiendo ocasionar la muerte del animal.

Por tanto si vemos cualquiera de estos signos, o nuestro perro empieza a ponerse inquieto y respirar de forma agitada y estamos cerca de un nido de procesionarias deberemos acudir a nuestro veterinario lo antes posible.

cirugía veterinaria the cat smile


¿Cuándo es la época de la Procesionaria del pino?

Esta especie suele aparecer en las zonas en las que hay pinos durante los meses de febrero, marzo y abril normalmente.

Estos meses pueden variar ligeramente, adelantándose a Diciembre o alargándose hasta Mayo dependiendo de la zona de la Península y del clima que haga en esas fechas.

Suele ser más habitual verlas en zonas mediterráneas pero también en otras zonas de España, como por ejemplo en Madrid, donde es habitual verlas en las zonas de pino de la Sierra de Guadarrama. Debes llevar cuidado si practicas rutas en la sierra con tu perro.


¿Puedo ayudar al control de estas plagas?

Es importante que antes de que se produzca la bajada de las larvas, se corten los nidos que hay en los pinos. Esto no es sencillo y se debe hacer por profesionales o por entidades públicas. Te animamos a que si ves nidos en pinos en lugares públicos como parques, jardines o cerca de colegios, llames al 010 en el caso de que te encuentres en la Comunidad de Madrid para que se encargue de la limpieza.


¿Cuándo es el momento de mayor peligro?

Aunque hemos comentado que la época va desde enero hasta abril es en marzo y abril cuando más hay que extremar las precauciones. Es en estos dos meses, con el comienzo de la primavera y los últimos coletazo del invierno cuando las orugas bajan de los nidos y procesionan a sus anchas.

El objetivo de las orugas una vez están en el suelo es enterrarse y protegerse, para convertirse en mariposas, previamente habiéndose convertido en crisálidas. Es en este momento cuando como mecanismo de defensa pueden soltar los pelos urticantes que las caracteriza, si sienten que están en peligro.

Es importante que antes de que se produzca la bajada de las larvas, se corten los nidos que hay en los pinos. Esto no es sencillo y se debe hacer por profesionales o por entidades públicas. Te animamos a que si ves, incluso ya desde marzo y abril nidos en pinos en lugares públicos como parques, jardines o colegios, llames al 010 en el caso de que te encuentres en la Comunidad de Madrid para que se encargue de la limpieza.


¿Cuáles son los síntomas de la oruga procesionaria en perros?

Los síntomas que se aprecian cuando se produce el contacto son:

  • Hipersalivación
  • Inflamación de la zona de contacto
  • Lengua roja, amoratada o negra
  • Dolor marcado
  • Comportamiento inquieto o nervioso
  • Inflamación de la zona afectada

¿Qué hacer si un perro entra en contacto o se come una oruga?

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes actuar rápido y como hemos comentado acudir a tu veterinario para que evalúe el estado de tu perro y pueda ayudarlo.

En el caso de que una oruga haya tocado a tu perro y parte se haya quedado adherida, puedes tú mismo con mucho cuidado y con unos guantes o pinzas, quitar la oruga o bien los pelillos que hayan podido queda pegados al pelo del perro.

A continuación asegúrate que la zona queda bien limpia, puedes utilizar para ello agua en primera instancia.

De todas formas, intenta no tocar demasiado la zona afectada ya que esto podría hacer que las sustancias tóxicas de los pelos de la oruga se liberaran y se extendieran más, por tanto evitamos frotar la zona o acariciarle en los puntos afectados.


Tratamiento en caso de contacto de la procesionaria del pino con perros

El tratamiento que se aplica depende del caso. Las reacciones pueden ser diferentes y más o menos graves. Desde reacciones en la piel, hasta ahogo del perro o necrosis en alguna zona del cuerpo como puede ser la lengua. En el caso de la necrosis provocada por la oruga, podría llegar a necesitar amputar esa zona concreta.

En cualquier caso, el tratamiento puede incluir el uso de antibióticos, corticoides o antihistamínicos. En los casos de mayor gravedad puede ser necesaria la hospitilazación que permita tener al perro siempre hidratado.


¿Cómo evitar el contacto de la oruga procesionaria?

La única opción de evitar el contacto con estas orugas es evitar las zonas en las que hay pinos en los meses antes descritos.

Una vez que aparecen, no hay nada que podamos hacer para que nuestros perretes, animales curiosos, puedan interesarse por ellas e ir a olfatearlas y a comérselas.

Por tanto, lo mejor que podemos hacer, es evitar los paseos por estas zonas.

Sobre el autor:

Félix Vallejo López

Llevo más de 25 años ejerciendo como veterinario. Empecé trabajando en diferentes clínicas para posteriormente crear Happy Animal Veterinarios, Hospital Veterinario que he dirigido durante más de 20 años. Fue en 2015 cuando fundé The Cat’s Smile, centro veterinario en Madrid que dirijo en la actualidad. Todos estos años he desarrollado continuamente especialidades dentro del marco de la medicina animal. Dentro del organigrama de nuestro centro he desarrollado las consultas de especialidad en: Traumatología y Cirugía, Medicina de Animales Exóticos y Salvajesy Medicina Felina como área de trabajo más importante.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies