TENGO UN GATO Y ME CAMBIO DE CASA!

gato y cambio de casa

TENGO UN GATO Y ME CAMBIO DE CASA!

Los gatos son amantes de sus rutinas, animales territoriales que crean fuertes vínculos con su entorno por lo que un cambio de casa les afecta sobremanera.

QUÉ PUEDE PASAR SI EN MI CAMBIO DE CASA NO TENGO EN CUENTA AL GATO?

Si te vas a mudar y tienes un gato, debes tener unas cuantas pautas en cuenta para hacerle al minino el cambio lo más dulce posible. De otro modo puede pasarte que:

  • El gato se vuelve asustadizo y huidizo
  • El gato se vuelve agresivo
  • Manifiesta alguna enfermedad debida al estrés

ANTES DE MUDARTE

Antes de la mudanza, en la casa de toda la vida, puedes ir poniendo FELIWAY®: 

  • Es una feromona específica de gatos e inodora para las personas
  • La libera el gato de forma normal cada vez que frota su nariz contra objetos o contra nosotros mismos.
  • Hace que se sientan a gusto y en su ambiente.

De esta forma conseguiremos que nuestro peludo esté tranquilo aunque vaya notando que nosotros empacamos cajas y recojemos cosas.

UNA VEZ EN LA CASA NUEVA

Utiliza FELIWAY® antes de que llegue el bichín para que cuando llegue, la casa no le resulte un terreno tan hostil.

El felino será lo último que llevemos a la casa nueva, de este modo sólo tendrá que enfrentarse al último cambio.

En caso en el que se obtenga una segunda vivienda a la que el gato esté acostumbrado: casa de veraneo, la casa de algún familiar o amigo donde se suele quedar en vacaciones… podemos llevarlo allí hasta que acabemos de llevar las cajas y demás trastos. Y pondremos allí el FELIWAY®.

Crearemos una habitación refugio con todas sus cosas: Arenero, comedero, bebedero, rascador y un sitio en el que pueda esconderse. Acuérdate de no poner el comedero al lado del arenero y de separar sus cosas dentro de lo posible como ya vimos en post anteriores.

(estaría guay poner el link del post en el que se explicaba esto: “Conoce mejor a tu gato” de febrero)

Cuando llevemos al gatete, dejaremos el trasportín en esa habitación y abriremos la puerta. Que salga él cuando quiera salir.

CÓMO NOS COMPORTAMOS CON ÉL?

Deja la puerta de la habitación abierta y que salga él a explorar cuando le apetezca. 

No fuerces situaciones presentándole cosas de forma brusca: Si quiere entrar en alguna estancia nueva que sea porque él lo elija.

Juega con él como lo has hecho siempre, dedícale tiempo y que sienta que aunque el entorno es distinto nada entre vosotros ha cambiado.

Intenta mantener sus rutinas de alimentación para que tenga el mínimo de cambios posibles.

En una semana o dos el gato debería haberse acostumbrado a su nuevo hogar. 

Sabrás que tu gato no se ha adaptado porque sigue escondiéndose, se ha vuelto huidizo o agresivo y hasta es posible que hasta le cueste hacer pis o que lo haga fuera del arenero.

En caso de no ser así, consúltalo con tu veterinario ya que es posible que necesite algún fármaco ansiolítico o antidepresivo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies