¿Cómo educar a un gato?

como educar a un gato

¿Cómo educar a un gato?

Siempre se ha pensado que los gatos son independientes y que hacen lo que quieren. No es que el gato sea independiente es que no es jerárquico por lo que no acata ordenes. Veámoslo más como un compañero de piso con el que nos queremos llevar bien.

¿Cómo enseñar a un gato a obedecer?

Lo ideal es comenzar desde que son pequeños así aprenden desde el principio y no hay que quitar vicios.

Como ya hemos dicho, no aceptan órdenes así que hay que utilizar castigos indirectos como pueden ser sprays de agua o de olor, sonidos desagradables o sabores desagradables. Si le gritas o le pegas, solo conseguirás que te tenga miedo o que la próxima vez te ataque.

Las riñas hay que hacerlas siempre cuando encontremos a nuestro amigo realizando la acción que no nos gusta, si la ha hecho hace rato, no va a saber relacionar la sanción con lo que está mal.

Educar a un gato para que no muerda

Para evitar que nuestro gatito nos muerda las manos mientras jugamos. Usaremos juguetes, guantes o cañas de pescar para jugar con él. Nunca las manos desnudas. Cuando sea pequeño no nos importará pero se le quedará  el vicio cuando sea adulto y su fuerza no será la misma. Una vez adulto, no podrás pedirle que no haga algo que le has consentido toda la vida.

Educar a un gato para que no arañe

Para evitar que arañe el sofá pon el rascador cerca de donde descansa, que seguramente será cerca del sofá. Los arañazos los hacen para delimitar su zona de descanso. Junto a la acción de rascar dejan feromonas por lo que además de colocar cerca el rascador, lava el sofá con algún jabón oloroso o producto fuerte para borrar esas feromonas.

Educar a un gato para que no se suba a la mesa

Para evitar que trepe o se suba a sitios que no queremos que suba, usaremos los sprays o sonidos desagradables. Si por ejemplo das una palmada lo bueno que tiene es que tu acción es rápida, ya que no tienes que coger nada, pero no es tan efectiva. Las pistolas de agua o ambientadores en spray, de olor cítrico, son más efectivos. Ojo con los ambientadores, no dirigirlos a la cara del gato y no utilizarlos para más que para amonestar al animalillo, si no perderá efectividad.

Tened en cuenta que ningún método empezará a dar frutos desde el primer momento, se requiere paciencia. Si el comportamiento lo tienen muy aprendido es posible que ningún método funcione. Además son gatos nada funciona con ellos al 100%.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies